Intolerancia a la fructosa: Entrevista a Xevi Hernández

Intolerancia a la fructosa: Entrevista a Xevi Hernández

A Smartfooding nos llegan todo tipo de preguntas y vivencias de personas con dietas y necesidades muy diferentes. Hoy nos centraremos en la intolerancia a la fructosa, un tipo de intolerancia alimentaria que no es muy común y que genera muchas preguntas a los que la padecen. 

Os presentamos a Xevi Hernández, padre de dos niñas con malaabsorción a la fructosa y distribuidor de la marca Frusano, centrada en esta intolerancia. Tanto para los que no conozcáis esta intolerancia, como para los que sí, esta historia no os dejará indiferentes.

  

La intolerancia a la fructosa es poco conocida y causa mucho malestar, no solo a nivel abdominal, sino que pueden aparecer migrañas, cefaleas, etc.

Antes de nada, me gustaría agradeceros esta entrevista. Creemos que la gente que sufre de Intolerancia Hereditaria a la Fructosa o Malabsorción a la Fructosa (conocida comúnmente como Intolerancia a la Fructosa), nos sentimos un poco desamparados.

Es muy complicado encontrar información sobre esta intolerancia y, cuando la encuentras, es contradictoria y crea aún más confusión. Esperamos que la sociedad vaya conociendo poco a poco esta intolerancia y que el conocimiento se vaya extendiendo.

   

Xevi, en vuestra familia, ¿cómo fue el diagnóstico de vuestras dos hijas? 

Las diagnosticaron cuando tenían 9 y 12 años. La sintomatología en cada una de ellas era completamente distinta.

La pequeña, que fue la primera en ser diagnosticada, tenía el estómago hinchado y no sabíamos cómo deshincharlo. Visitamos infinidad de especialistas y la gran mayoría nos decía que la niña tenía que dejar de comer bollería… Nuestra frustración era enorme porque en casa no comíamos ese tipo de productos.

Un día fuimos a una pediatra que al entrar en la consulta nos dijo: “esa barriga es de una intolerancia alimentaria”. Empezamos las pruebas y, como esperábamos, salió positivo a la fructosa. Es más, tuvimos que repetir la prueba porque en la primera ocasión la niña llegó a vomitar la fructosa que le dieron y ni tan siquiera llegó a hacer la prueba de aire.

Con la mayor fue completamente distinto y quizás más extraño. Ella no se había quejado de dolores intestinales ni parecía tener nada estomacal. Desde muy pequeña ha tenido problemas de piel, dermatitis, piel atópica, muchos “granitos”, etc… y también cefaleas.

Cuando diagnosticaron a la pequeña, todos redujimos los niveles de fructosa que consumíamos y, poco a poco, empezamos a observar que la piel de la mayor mejoraba. Fuimos la pediatra que diagnosticó a la pequeña y salieron los mismos resultados… La única diferencia que su nivel de tolerancia es mucho mayor que el de su hermana.

   

Referente a la intolerancia a la fructosa de vuestras hijas, ¿Cómo es el manejo diario de esta intolerancia tan complicada?

Ninguna de las dos tiene intolerancia hereditaria a la fructosa, ambas tienen malabsorción, pero con niveles de tolerancia muy distintos. La pequeña es la que más sufre: a la que come algún alimento con fructosa, enseguida tiene problemas estomacales severos que en muchas ocasiones derivan en vómitos.

  

Por lo que hace a las dos niñas y su intolerancia, ¿cómo es la pedagogía que utilizáis para que vuestras hijas sean conscientes de su problemática?

Hemos intentado que ambas tengan la misma dieta, e incluso, gran parte de ésta nos la hemos aplicado a nosotros mismos. Principalmente, redujimos al máximo los productos procesados, que son una bomba en cuanto a azúcares se refiere.

Seguidamente vinieron la fruta y la verdura. Buscamos y encontramos muchas tablas orientativas sobre el contenido de fructosa en frutas y verduras, pero todas ellas, o la gran mayoría, se contradicen… Así que terminamos haciendo prueba-error.

Mentalizarlas fue más sencillo de lo que pensábamos, ambas fueron conscientes inmediatamente de la problemática. Por poneros un ejemplo, dos días al mes en el colegio les dan fruta para desayunar y ellas mismas saben qué frutas contienen menos fructosa y cuáles pueden comer. En este aspecto tengo que reconocer que hemos sido muy afortunados.

  

Referente a la marca Frusano, ¿Cómo llegasteis hasta ella? ¿Por qué apostasteis por ella viniendo tú de otro sector?

Encontramos Frusano por casualidad, después de muchísimas horas en internet buscando información y productos para el desayuno. Vimos sus productos y decidimos pedir directamente a Alemania para probarlos. En cuanto nos llegó el paquete, pudimos comprobar la calidad de los productos y empezamos a realizar pedidos asiduamente.

Decidimos apostar por la marca básicamente porque mi pareja y yo somos un poco inquietos y nos gustan los nuevos retos. Apostamos por la marca para intentar hacerla más accesible a los intolerantes a la fructosa.

   

Siguiendo con Frusano, ¿Cómo incorporáis estos productos en la dieta?

El gran momento de los productos Frusano es el desayuno: cereales, galletas, mermeladas, cremas de cacao con avellanas, chocolates, etc… Casi cada día aparece uno u otro producto Frusano en el desayuno. Han pasado a formar parte de nuestra vida diaria.

En breve os traeremos una receta apta para intolerantes a la fructosa, así podréis disfrutar de los productos de Frusano.

  

Mireia Bosch Pujadas - Dietista-Nutricionista en Smartfooding

 

  Entrevista realizada por Mireia Bosch

Mireia es Dietista-Nutricionista por la Universidad Ramon Llull con bagaje científico en Biotecnología. Es además una apasionada del ecosistema innovador y emprendedor de la ciudad de Barcelona.

¿Sus aficiones? cocinar recetas saludables, tocar el piano y dar largos paseos en buena compañía.  

Publicado el 05/02/2018 por Mireia Bosch Entrevistas y consejos... 0 1891

Dejar un ComentarioResponder

Club Smarfooding 1 mes gratis1xClub Smarfooding 1 mes... 0,00 €

No hay productos

Por determinar Envío
0,00 € Total
Ahorras 0,00 €

Pagar