La agricultura ecológica biodinámica | Cal Valls

La agricultura ecológica biodinámica | Cal Valls

¡Hoy os presentamos a Cal Valls! Una empresa familiar ubicada en Vilanova de Bellpuig (Lérida) y dedicada desde 1978 a la producción y elaboración de zumos y conservas vegetales de cultivo ecológico. Además, aplican en gran parte las técnicas de agricultura ecológica biodinámica.

A lo largo de los años han ido creciendo y acondicionando las instalaciones según las necesidades hasta la actualidad, pero siempre conservando el espíritu de la producción artesanal y respetando el medio ambiente.

Actualmente sus instalaciones ocupan unos 5000m2 donde elaboran más de 50 productos con un volumen superior a 1,5 millones de kilos de materia prima, los cuales comercializan principalmente en España, pero exportan también a unos 10 países.

Estuvimos con Ruben Valls, que junto a su hermana, su hermano y su padre llevan la empresa. Él se encarga de la parte administrativa y de comunicación y nos hizo un pequeño tour por las instalaciones donde le pudimos realizar diversas preguntas:

¿Cómo empezó el negocio familiar?

Mi abuelo, por motivos de salud durante su juventud, se adentró en la medicina naturista y empezó a seguir una dieta vegetariana. Pues fue en ese momento en el cual encontró la salud, e inculcó esta forma de vida en el ámbito familiar.

Mi abuela era agricultora y junto con mi abuelo trabajaban en el campo. Plantaban y cultivaban árboles frutales los cuales eran cultivos importados, y por lo tanto, tenían muchos problemas porque al no ser autóctonos no estaban adaptados a las condiciones climatológicas. Entonces, se tenían que tratar con productos más agresivos que los de ahora y con menos protección para los agricultores. En este momento fue cuando mi padre pensó que se estaban contradiciendo; a nivel privado seguían una alimentación naturista, pero a la vez a nivel profesional estaban aplicando productos químicos.

Entonces, mi padre se inició en la agricultura ecológica y empezó a estudiar y a hacer pruebas basadas en ensayo-error en su huerta con hortalizas. No lo hizo con los árboles frutales porque era una inversión mayor y los ciclos de vida de una hortaliza son más cortos. Pero su idea siempre fue la misma, seguir siendo agricultor y vender en fresco.

Al principio solo se vendía producto fresco, ¿Por qué se decidió comenzar con la elaboración de conservas?

Por que mi abuelo y mi padre se dieron cuenta de que a parte de que no había mucho mercado local, las hortalizas son productos muy perecederos y tienen una vida útil muy corta, haciendo muy difícil la comercialización del producto fresco ecológico. De esta manera, la comercialización de conservas haría que la explotación fuera sostenible de forma que se pudiera vender durante todo el año y también llegar a más puntos de venta.

¿Qué es la agricultura biodinámica?

La agricultura biodinámica es la más completa de todas y contempla todos los aspectos de las plantas. La biodinámica tiene en cuenta la espiritualidad de las plantas y la energía del cosmos que las impregna. La luz solar contribuye al crecimiento de las plantas, la luna influye en el contenido acuoso de los organismos y los otros planetas también ejercen su influencia sobre la Tierra.

Entendiendo el efecto de cada ritmo particular y según las fuerzas cósmicas activas en el momento, podemos elegir el momento para preparar la tierra, sembrar, cultivar y cosechar mejor los alimentos, estableciendo así un calendario biodinámico.

Es un tipo de agricultura que se puede certificar (DEMETER), por tanto tiene unas normas específicas de producción.

La agricultura biodinámica tiene como principios la salud para los cultivos, el fomento de la biodiversidad en la finca y el uso de preparados biodinámicos para dinamizar y potenciar los cultivos y mejorar el compost. Están prohibidos el uso de fertilizantes de síntesis y la aplicación de fungicidas e insecticidas sintéticos.

Los preparados biodinámicos están compuestos de sustancias vegetales, animales y minerales, y los aplicamos en dosis muy bajas. Los preparados 500 y 501 son los básicos y los más importantes, y se utilizan para la pulverización de los campos: estimulan las fuerzas de fertilidad del suelo, y las fuerzas de maduración y nutrición de las plantas. Los preparados del 502 al 508 son utilizados para añadirlos al compost.

¿Qué productos comercializáis?

Actualmente tenemos nuestra producción agrícola de tomates, pimientos, patatas, cebollas, trigo, etc. De estos productos cultivados la mayor parte son destinados a realizar conservas, pero también vendemos en fresco. También elaboramos conservas de aceitunas, garbanzos, judías, zumos de fruta, mermeladas, etc, de las cuales la materia no proviene de nuestros cultivos. Y, finalmente también distribuimos productos de los cuales tenemos representación en Cataluña.

Constantemente nos hemos tenido que adaptar a las exigencias del mercado. Por ejemplo, cuando empezamos a exportar a Alemania, tuvimos que comercializar un kétchup ecológico con la gama de productos de tomate. Para nosotros el kétchup es el emblema del Fast Food y comida basura, así que al final entendimos que si queremos transformar la sociedad, tenemos que estar presentes y no aislados. Por eso, hicimos un buen kétchup aunque recomendamos comerlo con moderación.

¿Utilizáis algún tipo de aditivo?

En la agricultura ecológica el uso de aditivos es muy restrictivo y por eso evitamos ponerlos, pero sí que en algún caso usamos el zumo de limón natural el cual sí que está permitido.

¿Se nota la diferencia cuando comes un producto con certificación DEMETER?

Es indudable que se notan los efectos de los productos DEMETER. Si miras las estadísticas, este el primer motivo por el cual la gente sigue comprando un producto ecológico y biodinámico. Cuando tu comes un alimento DEMETER, a parte de transformar en energía los nutrientes que contiene, notas que te aporta un plus de energía indirectamente.

¿Cómo está posicionada la agricultura biodinámica en España?

Hay muy poca cultura referente a la agricultura biodinámica en España, y en general el sello DEMETER se confunde con un sello de más calidad e incluso con una marca. En cambio en países como Alemania, Portugal y Francia se conoce mucho más y está más avanzada.

Lo que pasa aquí es que los motivos por los cuales el consumidor compra alimentos son: primero para su salud y bienestar, segundo por el sabor, y en tercer lugar queda el medio ambiente. Al final, tenemos que entender que no se puede hacer un producto saludable en un medio ambiente contaminado y no se puede hacer un producto sabroso en un suelo estéril.

Publicado el 08/07/2020 Nuestras Marcas 0 534

Dejar un ComentarioResponder

Club Smarfooding 1 mes gratis1xClub Smarfooding 1 mes... 0,00 €

No hay productos

Por determinar Envío
0,00 € Total
Ahorras 0,00 €

Pagar