Cómo preparar tu bebida isotónica para tu entrenamiento

Cómo preparar tu bebida isotónica para tu entrenamiento

Durante y después de realizar una actividad física o de practicar algún deporte es fundamental la hidratación. Hoy en día, es totalmente normal ir al gimnasio y ver mucha gente tomando bebidas isotónicas de todos los colores y sabores… Este tipo de bebidas nos aportan líquido para la hidratación, azúcares de absorción rápida para obtener energía y electrolitos para reemplazar los que perdemos mediante el sudor. ¿Pero son realmente necesarias?

Sí que estarían recomendadas para aquellas personas que realizan al menos una hora de ejercicio a un ritmo medio-alto o van a realizar una excursión larga por la montaña durante varias horas, por ejemplo. Pero si no, con beber agua sería más que suficiente, ya que no estarías perdiendo una cantidad de sales minerales o electrolitos (sodio, cloruro, potasio, calcio y magnesio) tan alta como para necesitar una bebida isotónica.

El electrolito que perdemos en mayor cantidad es el sodio. Cuanto más sudamos, más sodio perdemos, y por lo tanto más posibilidades de deshidratarnos y de padecer calambres musculares. Es por eso que, todos aquellos deportistas que pierdan mayores cantidades de agua y sodio resulta necesaria la ingesta de suplementos de sales o bebidas isotónicas.

¿Son adecuadas las bebidas isotónicas que encontramos en los supermercados?

Los requisitos mínimos para considerar que una bebida sea isotónica son los siguientes: Esta debe contener las siguientes proporciones:

  • Hidratos de carbono (azúcares): De 6 a 8 gramos por cada 100 ml
  • Sodio: De 460 a 1150 mg por cada litro

Puede ser que algunas bebidas no indiquen la cantidad de sodio, si no la de sal (NaCl). Para saber la cantidad real de sodio tendrás que calcular el 40% de esa cantidad de sal.

¿Cómo elaborar nuestra propia bebida isotónica en casa?

Muy pocas bebidas isotónicas que compramos en el supermercado o en tiendas de suplementos deportivos, cumplen los requerimientos mínimos de azúcares y sodio (Aquarius, Isostar, etc.) ¡Por eso, queremos enseñarte a hacer tu propia bebida isotónica casera! ¡Estate atent@!

El ingrediente principal que necesitarás será 1L de agua, al que le tendrás que añadir:

  • Zumo de 2 naranjas o limones (equivale a unos 30-35g de azúcar aproximadamente)
  • 40g de azúcar
  • 1 cucharadita de sal marina yodada
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico

Finalmente, ¡mézclalo bien y a entrenar!

Referencias utilizadas:

(1) Nutrición y Dietética para la Actividad Física y el Deporte. Victor Manuel Rodríguez Rivera y Aritz Urdampilleta Otegui. Netbiblo. 2013

Andrea de Smartfooding

Andrea de Smartfooding Nutricionista y community manager

Comentarios

Añade tu comentario

Artículos relacionados