¿Por qué comer ecológico?

¿Por qué comer ecológico?

Habrá tantas preguntas que te habrás hecho… Y nosotros, como tienda ecológica tendríamos que responderte. ¿Lo ecológico es realmente bueno? ¿De qué sirve comer ecológico si el producto proviene del otro lado del mundo? ¿Es realmente más eco-responsable?

¿Qué es un producto ecológico?

Seguramente habrás visto más de una vez esta hoja…

¡Es la Euro Hoja! Su nombre indica que el producto sobre el que se coloca cumple con los requisitos de la normativa europea creada en 1991. Estos requisitos son los mismos en todos los países europeos y se aplican a todos los participantes de la cadena, desde el productor, pasando por el importador, distribuidor y fabricante.

Evidentemente, esta certificación está muy controlada y se van haciendo controles cada año de manera “inesperada”.

Los productos ecológicos están muy bien, pero ¿Qué pasa cuando provienen de otra parte del mundo?

Un producto ecológico de un país no perteneciente a la UE puede comercializarse como tal si el país de origen aplica reglas consideradas equivalentes a las de la UE. También debe haber tenido lugar un control realizado por un organismo reconocido y supervisado por la Comisión Europea.

¡Pero no solo está presente la Euro Hoja! Otras etiquetas suelen venir a hacerle compañía.

Comer ecológico es mejor para nuestra salud

Durante las últimas décadas, los países occidentales han visto aparecer importantes patologías relacionadas con la alimentación: sobrepeso, obesidad, diabetes, cáncer, alergias, disminución de la fertilidad...

El Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer estima que entre el 35 y el 40% de los cánceres y el 80% de las enfermedades están relacionados con la alimentación (según un estudio comparativo realizado sobre 7.000 estudios científicos).

Entonces, ¿Qué pasa con la alimentación? ¿Por dónde empezar?

  • Los ultraprocesados
  • El uso de aditivos
  • El uso de antibióticos
  • El uso de disruptores endocrinos
  • El uso de pesticidas

Es obvio que no son los únicos culpables, pero de todos modos sin ellos éramos mejores… ¡Y eso es bueno! ¡Los mencionados anteriormente son precisamente lo que prohíbe lo ecológico!

Lo ecológico no curará tu salud directamente, pero parece que limitará los riesgos de desarrollar ciertas patologías.

Comer ecológico también significa más riqueza en nutrientes. ¡Te explicamos por qué! Es recomendable pelar las frutas y verduras no ecológicas para evitar ingerir residuos de pesticidas que suelen concentrarse en la piel. Pero al pelarlas, se eliminan muchos de los antioxidantes, ya que es ahí donde también suelen concentrarse.

Dado que la normativa ecológica excluye el uso de pesticidas, hace que nos podamos beneficiar de toda la riqueza nutricional de las frutas y las verduras, además de los cereales integrales. Según algunos estudios realizados por INRA* y AFSSA*, en comparación con la agricultura convencional:

  • Los cultivos de agricultura ecológica son más ricos en minerales y antioxidantes.
  • La carne procedente de la ganadería ecológica tiene una mayor concentración de grasas insaturadas (más saludables que las saturadas).

*INRA: Instituto Nacional de Investigación Agronómica / *AFFSA: Agencia Francesa de Seguridad Alimentaria.

Comer ecológico es beneficioso para el planeta

Al igual que para las personas, la prohibición de pesticidas y transgénicos en la agricultura ecológica es beneficiosa para la salud de nuestro hermoso planeta.

Los plaguicidas son sustancias que se utilizan para la prevención, el control o la eliminación de determinadas especies consideradas nocivas (plantas, insectos, animales, hongos, bacterias): 

  • Contaminan el agua, que puede resultar nociva para la flora y la fauna.
  • Al afectar negativamente a la flora acuática, se reduce la producción de oxígeno, perjudicando la vida de los peces.
  • Contaminan los suelos fértiles y hace disminuir la diversidad de microorganismos, además de la fijación de nitrógeno, principal nutriente de las plantas.
  • Perjudica a las poblaciones de abejas y otros insectos polinizadores.

Prohibir los OGM (organismos genéticamente modificados) también significa prevenir la diseminación de genes de manera descontrolada a través de la polinización. Te explicamos...

Un laboratorio ofrece una nueva variedad de colza que se vuelve insensible a un herbicida que elimina las malas hierbas que a menudo se encuentran en los campos de colza. Esto sucede porque una población de abejas transmitió el gen de resistencia a las malas hierbas. ¿El resultado? Las malezas ya no son sensibles a este pesticida y hay que encontrar una nueva solución. Este es solo un ejemplo entre muchos… 

Entonces, elegir alimentos ecológicos significa tomar medidas para la salud del planeta. Pero no todos los productos se cultivan en España y, por lo tanto, requieren un transporte y distribución (fuente de contaminación, al igual que en los alimentos convencionales). Por lo tanto, si es posible, es mejor favorecer el consumo de alimentos ecológicos de productores locales.

En Smartfooding, nuestra misión es ofrecer productos saludables y eco-responsables a todo. Por eso hemos optado por ofrecer una amplia gama de productos ecológicos. Aunque nuestro catálogo también ofrece algunos que no lo son. Eso es porque también ofrecemos productos para dietas especiales vinculados a una alergia o intolerancia.¡Y eso también es importante para nosotros!

Camille de Smartfooding

Camille de Smartfooding

Comentarios

Añade tu comentario

Artículos relacionados