Las 6 alternativas al azúcar de mesa

Las 6 alternativas al azúcar de mesa

Tartas, galletas y postres de todo tipo… En Smartfooding nos gusta comer saludable, pero también darnos algún placer de vez en cuando… ¡Pero quién dice placer, dice azúcar!

Entonces, debido a que la cocina “saludable” y la cocina “placentera” no son muy compatibles, queremos mostrarte algunas alternativas al azúcar blanco para que tus recetas favoritas sean un poco más sanas, pero igual de deliciosas.

Un pequeño apunte del azúcar:

El azúcar blanco procede de la remolacha azucarera. Se compone principalmente de glucosa y fructosa. Tiene un regusto ligeramente terroso y le da una textura crujiente a tus galletas. Su índice glucémico (IG) es 71. El azúcar de caña tiene la misma composición que el azúcar blanco (fructosa + glucosa), pero su sabor es más afrutado y se carameliza con mayor facilidad.

Entre los azúcares de caña, también encontrarás:

  • La rapadura, que se obtiene deshidratando el jugo de la caña de azúcar latinoamericana. No ha sufrido ninguna acción de refinamiento.
  • El muscovado proviene de la isla de Mauricio, tampoco se refina y obtiene su color por su alto contenido en melaza en almíbar de caña.

Consejo Smart: elige azúcares integrales sin refinar ya que tienen otros nutrientes además de la sacarosa. 

El azúcar de flor de coco

El azúcar de coco se obtiene del almíbar de la flor de coco que posteriormente se deshidrata por acción de calentamiento para obtener cristales. Es particularmente apreciado por su sabor a caramelo.

  • Rico en nutrientes esenciales: vitamina B y C, zinc, manganeso, magnesio, potasio y aminoácidos.
  • Su índice glucémico es de 54, más bajo que el del azúcar blanco. Sin embargo, no se debe abusar de él debido a su alto contenido en fructosa, de lo contrario sobrecargaría el hígado o páncreas.
  • Uso culinario: el azúcar de coco se utiliza en igual proporción que el azúcar blanco clásico en tus recetas favoritas.

La producción de este azúcar es sostenible porque la palma de coco también se usa para la producción de nueces, agua de coco y leche.

El sirope de agave

El sirope de agave es un edulcorante natural extraído del corazón de la planta de agave, originaria de México y Sudáfrica. Su textura es ligeramente viscosa y su sabor bastante dulce.

  • Es rico en hierro, potasio, calcio, magnesio y sílice (que contribuye a la salud ósea cuando se combina con el calcio).
  • Se compone principalmente de fructosa (70%) y un poco de glucosa (7%).
  • Tiene propiedad anti-bacterianas y anti-inflamatorias.
  • Muy apreciado por su bajo índice glucémico (IG=20)
  • Uso culinario: siendo su poder edulcorante mayor que el del azúcar, basta con sustituir 150g de azúcar por 50g de sirope de agave.

El sirope de arce 

El azúcar de Quebec por excelencia, el sirope de arce, se obtiene en la primavera, cuando las temperaturas aumentan durante el día. El arce luego convierte el almidón en azúcar. El descongelamiento permite la extracción del agua de arce, que no debe confundirse con la savia, y posteriormente se calienta para obtener el jarabe de arce. 

La producción de este sirope es totalmente sostenible porque los árboles no se dañan. Cada año, la cosecha se puede renovar. 

  • Está compuesto por un 66% de azúcar, principalmente sacarosa.
  • Tiene un índice glucémico de 54.
  • Contiene pequeñas cantidades de potasio, calcio, magnesio y sodio. Contiene polifenoles, poderosos antioxidantes.

El xilitol

El xilitol es un polialcohol natural producido a partir de la corteza de abedul que se hidroliza y luego se cristaliza. Se utiliza con frecuencia en la fabricación de chicles y dentífricos. También se puede fabricar de forma sintética. En este caso, aparece bajo el código E967 en la composición del alimento.

  • Es un edulcorante muy bajo en calorías. Por cada 100g tiene 240 kcal frente las 400 kcal del azúcar.
  • Su índice glucémico es muy bajo (7), lo que convierte al xilitol en una alternativa de elección para los diabéticos.
  • Tiene la particularidad de retener agua, lo que puede provocar diarreas si se consume en demasiada cantidad.
  • Uso culinario: se puede utilizar con una proporción igual de azúcar en sus preparaciones ya que su poder edulcorante es similar al del azúcar. Sin embargo, se recomienda no exceder los 50 g por día para un adulto y 20 g por día para un niño, en caso de dolor de trastornos digestivos. 

El eritritol

Al igual que el xilitol , el eritritol es un polialcohol presente de forma natural en determinadas frutas y productos fermentados (vino por ejemplo), que se obtiene principalmente mediante la fermentación de la harina de trigo o maíz. También tiene el número E968 en la industria alimentaria.

  • Es un edulcorante bajo en calorías, solo 20 kcal por cada 100g.
  • Su índice glucémico es 0, por lo que es el edulcorante de elección para las personas con diabetes, pero consumido en cantidades demasiado grandes, puede provocar diarrea.
  • Uso culinario: siendo su poder edulcorante en un 70% el del azúcar, es necesario aumentar la cantidad de edulcorante en tus recetas en aproximadamente ¼.

Consejo Smart: como el eritritol es menos dulce que la sacarosa, es un edulcorante de elección para cambiar tus hábitos y reeducar tu paladar. Te recomendamos que agregues la misma cantidad de eritritol que azúcar y algunas especias.

La Stevia 

La stevia es en realidad el nombre de la planta de la que se extrae el rebaudiósido A o esteviol. 

  • Es un edulcorante de 200 a 300 veces más dulce que el azúcar y tiene 0 kcal por cada 100g.
  • Su índice glucémico es 0
  • Uso culinario: tiene un regusto amargo que recuerda algo al regaliz. Por tanto, su uso no es adecuado para todas las preparaciones. Debido a su gran poder edulcorante tendrás que dividir la cantidad inicial de azúcar por 300. Reemplaza 300g de azúcar con 1g de Stevia.

Las organizaciones de salud recomiendan no exceder los 50 mg por libra de peso corporal por día, o alrededor de 3500 mg de stevia por día para un adulto de 70 kg. 

¿Vas a adoptar alguna de estas alternativas de azúcar blanco para seguir disfrutando de un festín un poco más saludable?

¡No podríamos dejarlo sin un último consejo! Seamos razonables. Los productos dulces deben consumirse con moderación, como parte de una dieta variada y equilibrada.

Camille de Smartfooding

Camille de Smartfooding Nutricionista y Community Manager de Smartfooding Francia

Comentarios


Añade tu comentario

Artículos relacionados