La dieta baja en FODMAP

La dieta baja en FODMAP

FODMAP es una abreviatura de las palabras Fermentable Oligosacáridos Disacáridos Monosacáridos y Polioles. Cuando hablamos de dieta FODMAP, nos referimos a una dieta terapéutica que consiste en eliminar todos estos componentes de nuestra alimentación.

Los FODMAPs son carbohidratos de pequeño tamaño que forman parte de una dieta variada y saludable, sin embargo, en las personas que no pueden digerirlos correctamente, causan gases, dolores y molestias abdominales e incluso diarreas. Estos dolores pueden llegar a ser muy fuertes, como por ejemplo para las personas que sufren del Síndrome del Intestino Irritable (SII). Los FODMAP no son los responsables de la aparición del SII, sin embargo, pueden empeorar sus síntomas, por ello, se recomienda seguir una dieta FODMAPs.

Características de la dieta FODMAP

El objetivo de la dieta FODMAP es reducir los síntomas en pacientes que padecen Síndrome de intestino irritable, colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn u otras molestias intestinales.

Es una dieta muy restrictiva que puede provocar deficiencia de nutrientes esenciales (calcio, fibra, vitamina D…) y alteración de la flora intestinal. Es por eso que, la duración de esta dieta no debe superar las 2-6 semanas y debe de estar supervisada por un nutricionista, para su seguimiento y para la posterior reintroducción gradual de los FODMAP.

¿Dónde se encuentran los FODMAP?

Los FODMAP se encuentran principalmente en los alimentos siguientes:

  • Centeno, trigo, ajo y cebolla: ricos en Fructo-oligosacáridos (FOS)
  • Legumbres: ricas en Galacto-oligosacáridos (GOS)
  • Lácteos: ricos en lactosa (disacárido)
  • Jarabes, miel y algunas frutas: ricos en fructosa (monosacárido)
  • Alimentos light y edulcorantes: contienen sorbitol, xilitol, maltitol y manitol (polioles)

Alimentos permitidos en la dieta FODMAP

Frutas

Arándanos*, coco*, fresas*, grosella*, granada*, higos*, clementina, kiwi, limón, lima, mandarina, melón, membrillo, níspero, plátano, pomelo, maracuyá*, piña, naranja, uvas*

Hortalizas

(de guarnición)

Aceitunas*, apio, acelgas*, berza, berenjena*, calabacín*, coles de bruselas, calabaza, cardo, endivia, espinacas, judías verdes, lechuga*, nabo, pepino, pimiento verde*, jengibre, rábano, tomate y zanahoria.
Lácteos Quesos curados y secos, mozzarella, yogures y leches sin lactosa y bebidas vegetales (arroz, avellana, avena y almendra).
Carne, pescado y huevos Todo tipo de pescados, huevos y carnes sin procesar.
Farináceos Arroz, pan*, avena, maíz, trigo sarraceno, quinoa, patata, sorgo, tapioca, mijo, boniato y yuca.
Edulcorantes Azúcar*, glucosa, aspartamo E951, ciclamato E952, sucralosa E955, sacarina E954, cacao en polvo* y chocolate negro.
Frutos secos y aceites Nuez, nuez de macadamia*, aceite de oliva y de girasol.

*cantidades inferiores a 40g.

Sobre todo, se debe evitar la bollería, los caramelos, las galletas, los helados, las salsas y aderezos, los caldos, los embutidos y carnes procesadas y las bebidas alcohólicas y gaseosas. Además de llevar una vida activa y hacer ejercicio físico periódicamente

Dieta FODMAP en vegetarianos:

Los vegetarianos deben asegurarse de que la dieta les proporciona todos los nutrientes necesarios. Puede resultarles difícil porque las legumbres (una de las principales fuentes de proteína) son ricas en galactooligosacáridos y fructanos y en la dieta FODMAP deben evitarse.

Los vegetarianos pueden obtener proteínas de: Quinoa, quorn, huevos, tofu, tempeh, trigo sarraceno, polenta y harina de maíz.

Los beneficios de la dieta FODMAP sobre la flora intestinal aún se sigue estudiando, aunque sí que existe una gran variabilidad entre individuos en cuanto a la tolerancia de los diferentes FODMAP. Así que lo que nosotros recomendamos es que antes de realizar este tipo de dieta visites a un/a gastroenterólogo/a y un/a dietista-nutricionista.

Andrea de Smartfooding

Andrea de Smartfooding Nutricionista y community manager

Comentarios


Añade tu comentario

Artículos relacionados